La Comunidad Valenciana deja en manos del médico la opción de bloquear marcas

La estrategia del borrado de marcas evoluciona a medida que la apuesta por la «prescripción más eficiente´´ (o más barata) se contagia en el SNS. En la Comunidad Valenciana el bloqueo varía en función de la propia decisión del médico, mediante su adhesión voluntaria a una herramienta de selección de marcas a precio menor o prescripción por DOE.

De esta forma, si la adhesión ha sido por DOE se bloquea la prescripción de todas las marcas del principio activo adherido. Si se ha optado por fármacos de precio menor, únicamente se permite la prescripción de las marcas que reúnen esta condición. Pero el bloqueo no es total, según explican a EG fuentes de la consejería. «Puede ser desbloqueado ante determinadas circunstancias (caso de pacientes con alergias a determinados excipientes que precisa la prescripción de un medicamento que no contenga el excipiente al que presenta la alergia), permitiendo la prescripción libre de cualquier marca´´, aseguran.

124 millones de ahorro
Esta iniciativa comenzó en 2010, con un listado de 18 principios. Seis más se incluirán este año en el cálculo del indicador de «Utilización de medicamentos de precio menor´´, un anexo del Acuerdo de Gestión 2011 firmado con los departamentos de salud. Con estas 24 moléculas, la Agencia Valenciana de Salud (AVS) espera ahorrar casi 124 millones de euros anuales.

La adhesión de escitalopram, latanoprost, valsartán, esomeprazol, repaglinida y valsartán+hidroclorotiazida al listado se ha realizado mediante el cálculo del máximo ahorro anual que podría haberse obtenido con la prescripción de los fármacos más eficientes, según los precios vigentes desde el 1 de marzo de 2011. Se trata de un indicador diferente al usado en 2010, que estará disponible a finales de julio y que se localizará en el módulo de gestión de la prestación del sistema GAIA.

Para facilitar el cumplimiento del indicador los departamentos disponen de la herramienta de adhesión. Esta misma semana la AVS deberá haber recibido las nuevas adhesiones (o la modificación de las existentes) y detallar para cada contenido de principio activo (CPA) o grupo de CPA la relación de principios activos a los que se suscriben y la forma seleccionada para realizar la prescripción (por DOE, por fármacos de precio menor o por la fijación de una única marca de precio menor por presentación).

La adhesión deberá realizarse al menos para las diez moléculas en las que se concentra el 88 por ciento del ahorro estimado (atorvastatina, escitalopram, valsartán+hidroclorotiazida, valsartán, esomeprazol, olanzapina, venlafaxina, fluvastatina, clopidogrel y repaglinida). Los CPA o grupos de CPA que no lo hayan hecho así serán marcados de forma automática para prescribir las marcas por DOE.

Actualmente hay 4.908 CPA adheridos, frente a los 3.000 cifrados en junio de 2010. De ellos, el 76 por ciento corresponde a AP; el resto a especializada.



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS