La distribución perderá 917 millones de euros en 4 años si Sanidad baja su margen

El borrador propone una disminución gradual de cuatro puntos.
Una de las medidas contempladas en el borrador de trabajo del Plan Estratégico en Farmacia proponía la rebaja del margen de la distribución -actualmente en un 9,6 por ciento- un punto porcentual hasta el final de la legislatura (ver EL GLOBAL nº 223). Si finalmente el departamento de Elena Salgado se decanta por esta iniciativa, los mayoristas farmacéuticos sufrirían una pérdida de poder adquisitivo sin precedentes que también repercutiría sobre los ingresos de las oficinas de farmacia.

Según un análisis realizado por este periódico -en el que se han tomado como referencia los datos de 2003 sin contemplar el crecimiento que experimentará el mercado farmacéutico-, la disminución del margen de la distribución en un punto porcentual durante cuatro años consecutivos supondría, una vez acabado este periodo, una rebaja de los beneficios de los mayoristas de 917 millones de euros, si se toma como referencia el mercado farmacéutico total. Atendiendo a las ventas al Sistema Nacional de Salud esta rebaja se situaría en 663,8 millones de euros. La pérdida de poder adquisitivo de las oficinas de farmacia como consecuencia de esta medida se cifraría al cabo de los cuatro años en 355 millones de euros finalizado el periodo de aplicación de la misma, según las estimaciones realizadas. Si se atiende a la facturación al Sistema Nacional de Salud esa disminución para las farmacias se situaría en los 256 millones de euros.

En el primer año de aplicación, 2005, el margen de los mayoristas se verá rebajado en más de 67 millones de euros y el de las oficinas de farmacia en 26 millones de euros. El ahorro en la factura farmacéutica pública en este periodo podría ser de 97 millones de euros.

En la actualidad, el margen de la distribución representa un 6,6 por ciento del precio de venta al público más IVA de las especialidades farmacéuticas.

En caso de que el Ministerio de Sanidad adoptara la medida en los términos expresados en el Plan, este porcentaje se vería reducido al 3,88 por ciento del PVP más IVA.

El ahorro que reportaría al Sistema Nacional de Salud esta reducción progresiva de los márgenes supondría el 2,68 por ciento de total de gasto farmacéutico a través de oficina de farmacia de esos cuatro años, sin tener en cuenta el crecimiento anual de esta partida, es decir, tomando como referencia el importe del gasto farmacéutico en 2003 y bajo el supuesto que en años sucesivos se registrara la misma cifra.

En lo que respecta a las principales distribuidoras, el impacto de la medida, al cabo de los cuatro años de aplicación, podría provocar que las pérdidas acumuladas superaran el margen bruto anual que algunas de ellas registran en la actualidad.

Así, después de los cuatro años, Cofares perdería de su margen 167 millones de euros, cuando su margen bruto en 2003 fue de 160,3 millones de euros. Safa, por su parte, sufriría una merma de 87,4 millones de euros; Hefame de 77,8 millones de euros; Federació Farmacéutica, de 64,4 millones de euros y Cecofar de 64,5 millones de euros.

En el primer año de aplicación y sin tener en cuenta el crecimiento del mercado, Cofares pasaría de un margen de 160,3 millones de euros a 143,6 millones de euros. Safa registraría, en ese primer año, un beneficio de 75,2 millones de euros mientras que con el margen actual del 9,6 por ciento, éste es de 83,9 millones de euros. En el caso de Hefame el margen bruto sería de 66,9 millones de euros, frente a los 74,7 registrados en 2003. Federació alcanzaría los 55,4 millones de euros, mientras que en 2003 llegó a los 61,8 millones y Cecofar pasaría de los 61,9 millones de euros actuales a 55,5 millones de euros.

El Global, Redacción de Madrid

26-11-2004



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS