La «sentencia asturiana´´ ya es usada para recurrir concursos

La consejería apostó de nuevo por primar la experiencia local en las adjudicaciones
Como era previsible, la reciente sentencia emitida por el Tribunal de Justicia de Luxemburgo sobre la cuestión prejudicial asturiana, en la que dictaminó «discriminatorio´´ primar la experiencia local en los concursos para la adjudicación de nuevas oficinas de farmacia, desencadenará la judicialización de aquellos procesos autonómicos que incluían este tipo de consideraciones.

La Plataforma para la Libre Apertura de Farmacias (Plafarma) ha sido la primera entidad en utilizar el fallo del organismo judicial europeo para fundamentar un recurso, presentado el pasado 4 de junio, contra el nuevo concurso de adjudicación de 18 oficinas de farmacia en Baleares, que fue publicado en mayo y en el que, como en anteriores convocatorias, se vuelve a primar la experiencia local en la puntuación de los aspirantes.

En las alegaciones presentadas, Plafarma solicita la nulidad del concurso y del decreto en el que se ampara, «puesto que la sentencia del Tribunal de Luxemburgo es de directa aplicación en España y determina que en ningún caso se puede priorizar a los residentes de la comunidad convocante sobre el resto de ciudadanos europeos´´.

En concreto, la experiencia profesional dentro de la región se prima con 0,045 puntos por mes trabajado (hasta un máximo de cinco puntos). La Consejería de Salud balear indicó en el momento de su publicación que diversos fallos judiciales amparaban mantener estos criterios, a pesar de la inminente salida de la sentencia que ahora parece jugar en contra.

Además, Plafarma también hace uso en su recurso de lo dictaminado por el tribunal respecto a la planificación. «La sentencia admite el establecimiento de ratios de población siempre que no se tenga en cuenta en determinadas situaciones, unos condicionantes que no cumple la norma farmacéutica balear´´, afirman.

Efectos en Asturias
Los efectos de la sentencia del ‘caso asturiano’ también tuvieron su reseña durante la celebración el pasado 8 de junio del I Foro de la Cooperativa Farmacéutica Asturiana (Cofas), evento al que fue invitado David Ordóñez, titular del Juzgado de Contencioso-Administrativo número 4 de Oviedo. Este magistrado dejó "en el aire" el futuro de las 24 boticas asturianas que fueron adjudicadas en el concurso de 2002, cuyos criterios propiciaron la consulta a Luxemburgo. «Estos méritos son contrarios a derecho y el Tribunal Superior de Justicia de Asturias debe aplicarlo. La legalidad del concurso queda, por tanto, cuestionada y eventualmente podría significar la necesidad de retrotraer el concurso y volver a valorar a los participantes´´, precisó.



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS