PP y PSOE elevan el tono de sus acusaciones en torno a la nueva política farmacéutica

Los farmacéuticos valencianos reúnen 10.000 firmas en contra del Plan
Los farmacéuticos valencianos reúnen 10.000 firmas en contra del Plan.

El balance final con el que se saldó el último Consejo Interterritorial, celebrado el miércoles en Santiago de Compostela, ha servido de pistoletazo inicial para que PP y PSOE incrementen el todo y la virulencia de sus acusaciones en torno a la nueva política farmacéutica que se está diseñando desde el Gobierno.

La secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor y el consejero de la comunidad de Madrid, Manuel Lamela, calificaban ayer de “tomadura de pelo” el contenido de lo discutido en la cita compostelana y tachaban de “aberrante” el Plan Estratégico de Política Farmacéutica, diseñado por el Ministerio de Sanidad.

Por su parte, el PSOE, a través de su portavoz de Sanidad en el Congreso, Isabel Pozuelo, pedía a Pastor que “deje trabajar con sensatez a los consejeros de las comunidades autónomas del PP”, al tiempo que ha recordado que los planteamientos del Gobierno es “muy ambicioso” y “beneficioso”, ya que se trata de una iniciativa integral, que busca la mejora del sistema sanitario.

Mientras tanto, el sector farmacéutico nacional mira con recelo las consecuencias que se pueden derivar de este giro de 180 grados a la política farmacéutica del Gobierno, en todos los niveles. Una de las últimas iniciativas ha tenido lugar en Valencia, donde el Colegio Oficial de Farmacéuticos acaba de presentar al Ministerio de Sanidad, 10.000 firmas de queja contra el Plan Estratégico de Política Farmacéutica y especialmente del Real Decreto por el que se aprobará una bajada generalizada en los precios de los fármacos. Los documentos, firmados por farmacéuticos y usuarios, se acogen al derecho de petición, que contempla la posibilidad de iniciar un proceso contencioso-administrativo.

El Global, Redacción de Madrid

17-12-2004



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS