AlmacenFarmacia

Preparando la transmisión. Hoy hablamos: Inventario de existencias sin incidencias en la transmisión.

Recientemente hemos recordado la conveniencia de tener un almacén de existencias controlado, por su importancia en las decisiones de gestión, y por motivos contables y fiscales. Pues con mayor razón si está pensando en transmitir la oficina de farmacia: El día anterior a la escritura se hará el inventario, y de cómo tengamos organizado el almacén dependerá la buena marcha de esta operación.

En esos días previos a la escritura se concentran los momentos de mayor tensión y preocupación de las partes (negociaciones de última hora con el banco, requerimientos administrativos,…) y no es la hora de abrir frentes de controversia entre las partes, ni de destinar interminables horas para efectuar el recuento.

Los ejes más destacables en los que descansa la eficiencia de un inventario son estos:

Evite las caducidades. Tome especial atención con esto, utilice las campañas de renovación de las distribuidoras, estudie hacer promociones especiales con productos a los que les queden pocos meses o asegúrese de ir retirando los que puedan haber caducado.

Conozca su importe real. Es frecuente que no se conozca por el titular el valor del stock. Le recomendamos una vez más efectuar un inventario anual, destinando una tarde para ello, y exija rigor con las altas y bajas de productos en sus sistemas informáticos. Además, seguramente se llevará una sorpresa agradable, suele salir un valor superior a lo que creía…

Limite el volumen total. Y por tanto, su valor. El comprador habrá ajustado su financiación a unas cifras, valores que no es interesante alterar mucho al alza de un día para otro. No es momento para aceptar ofertas especiales, pero tampoco para arriesgarse a dar faltas. La farmacia ha de ser mantenida en su correcto nivel de atención.

Acuerden un procedimiento. Qué método de valoración, qué artículos entrarán y cuáles serán excluidos, por ejemplo en función de su plazo de caducidad.

Mejor, por profesionales. Es muy recomendable acudir a las distribuidoras, o a equipos que se dedican a realizar inventarios. Aportarán su experiencia, serán más rápidos, y objetivos.
Pero esté presente. Y haga las observaciones que considere oportunas en ese momento: para después será tarde.