¿Puedo utilizar la oficina de farmacia como aval para solicitar un préstamo?

La titularidad de oficina de farmacia está plenamente reconocida como bien patrimonial y por lo tanto su valor puede constituirse como aval para garantizar operaciones de concesión de créditos.

Su tratamiento dependerá de las condiciones fijadas por cada entidad pasando siempre por la realización de una valoración patrimonial efectuada por una empresa tasadora reconocida.