El banco que financia la compra de mi farmacia me niega el préstamo si, como he acordado con el vendedor, fraccionamos el pago de las existencias. Pagarlas al contado me supone un esfuerzo mucho mayor y querría negarme. ¿Puedo obligar al banco a respetar sus condiciones iniciales?

Ante cualquier pretensión de cara a exigir al banco el mantenimiento de unas determinadas condiciones, nos encontramos con la dificultad de prueba, puesto que no es fácil demostrar qué condiciones pactó expresamente salvo que usted cuente, por ejemplo, con una oferta vinculante emitida por el banco.

Por otra parte, piense que la entidad bancaria, a la hora de evaluar el riesgo, quizá contaba con que usted iba a efectuar una determinada aportación personal para el pago, por ejemplo, de las existencias, pero quizá es usted quien está cambiando la situación, al hacerle ver que quizá no tenga ese dinero, puesto que ha negociado su fraccionamiento. Lo cierto es que, aunque pueda parecer poca cosa respecto al montante total de la operación, es que el riesgo que va a asumir el banco es diferente, y eso no gusta nada a los departamentos de riesgos que analizan las operaciones.

Además, si usted va a garantizar el préstamo con una hipoteca mobiliaria, tenga en cuenta que la ley no permite hipotecar oficinas de farmacia cuyas existencias no estén completamente pagadas» con la salvedad, claro, del préstamo que se está garantizando-, ý así, pudiera ser que el banco tenga razones válidas para oponerse a sus intenciones.