Mi arrendador me ha ofrecido previamente la compra del local donde tengo la oficina de farmacia. El precio no me interesa y pienso rechazar su oferta, pero ¿podría tener alguna consecuencia jurídica o se vería modificada mi situación con el nuevo propietario?

Después de la venta a otra persona, el contrato de arrendamiento, en principio, habrá de seguir en los mismos términos que tiene usted acordados con el actual propietario aunque, no obstante, revise minuciosamente la situación con un abogado y facilítele previamente el contrato por si tuviera alguna especificación relativa a este asunto.

Por otra parte, y en relación con el desinterés que usted ha mostrado por la oferta que le hace su arrendador, nos permitimos recomendarle que valore el entrar en negociación en esta operación; no lo deje todo en un simple rechazo, quizá puedan acercar posiciones, pero sobre todo tenga en cuenta que no solo estará comprando un local, sino la libertad de poder tomar decisiones respecto al inmueble y a la oficina de farmacia , sin contar con la voluntad de nadie, sobre todo en lo concerniente a la transmisión de la oficina de farmacia.

Recuerde que el futuro adquirente necesitará contar con un contrato de arrendamiento y, salvo en el dudoso caso de que su actual contrato disponga la libre cesión del local a favor de nuevos arrendatarios, usted tendrá que acudir al arrendador para que, si quiere, le facilite la operación.

Ahora tiene la oportunidad de resolver esta situación.