Inspecciones farmacia

Preparando la transmisión de mi farmacia. Claves para evitar incidencias en el inventario

En la venta de una farmacia pueden surgir conflictos, durante o después de la misma, si no nos anticipamos a situaciones relativas a diferentes variables de gestión.

Circunstancias relacionadas con las ventas, contratos de arrendamiento, compras, inventario de existencias, personal, horarios, derechos de adquisición preferente, contratos con terceros, requisitos y trámites sanitarios y administrativos, son algunas de las que podemos destacar.

El inventario de existencias en la transmisión de farmacia

Aunque existen fórmulas para poder hacerlo con posterioridad, lo más habitual es que se lleve a cabo el día anterior a la firma de la escritura de compraventa de la farmacia. En los días previos se concentran los momentos de mayor tensión y preocupación para ambas partes, vendedora y compradora, motivados por negociaciones de última hora con el banco y diversos requerimientos administrativos. No es por tanto el momento de abrir frentes de controversia ni de destinar interminables horas a la realización del recuento de existencias.

Buenas prácticas en la gestión del stock de farmacia

En otros artículos de esta serie, hemos profundizado en aspectos de la gestión diaria del stock orientados a tener en todo momento un almacén de existencias controlado, por su impacto en la rentabilidad de nuestra farmacia y en cuestiones contables y fiscales. Pero si, además, estamos pensando en vender la farmacia, o ya nos encontramos inmersos en ese proceso, queremos destacar dos aspectos clave que condicionarán la eficiencia en la realización del inventario antes de la transmisión:

  • Conocer el importe real: en ocasiones nos encontramos con titulares que desconocen el valor del stock; para evitarlo, recomendamos hacer siempre un inventario anual, destinando una tarde para ello, aunque no esté pensando en vender su farmacia ahora, y exigir el máximo rigor con las altas y bajas de productos en el sistema informático.
  • Evitar las caducidades: prestando especial atención a las campañas de renovación de las distribuidoras, realizando acciones especiales con productos a los que le queden pocos meses y asegurando la retirada de los que puedan haber caducado.

Prestando atención en nuestro día a día a estos dos aspectos, facilitaremos la labor de nuestro asesor de cara al cierre de ejercicio contable y fiscal, y estaremos mucho más tranquilos si tenemos que afrontar un inventario previo a la transmisión.

Acordar el procedimiento

La mejor fórmula para evitar incidencias es establecer con antelación las ‘reglas del juego’ en las que se llevará a cabo, buscando la máxima seguridad para ambas partes, acordando el método de valoración que se empleará, los artículos que entrarán, así como los que serán excluidos, por ejemplo, en función de su caducidad.

En este punto queremos destacar especialmente dos recomendaciones:

  • Limitar el volumen total, y por tanto su valor: tengamos en cuenta que el comprador habrá ajustado su financiación a unas cifras, valores que no es interesante alterar mucho al alza de un día para otro; no es momento para aceptar ofertas especiales de proveedores, pero tampoco de arriesgarse a dar faltas que perjudiquen la imagen de la farmacia y que debemos mantener siempre en su correcto nivel de atención.
  • Mejor realizarlo con profesionales: recomendamos acudir a las distribuidoras, o a equipos dedicados a realización de inventarios; aportarán su experiencia y serán más rápidos y objetivos en el proceso, pero sin olvidar estar presentes durante su realización, para hacer ‘in situ’ todas las observaciones que se consideren oportunas en ese momento, después será ya tarde.

Fuente: Farmaconsulting