Andalucía busca ya vías para sacar su concurso sin los farmacéuticos

La Consejería de Salud de Andalucía está trabajando ya en una norma que permita sacar adelante el concurso de fármacos en atención primaria, ya al margen de los farmacéuticos. El Consejo Andaluz de COF votó el martes pasado mayoritariamente no al Plan de estabilidad para la farmacia andaluza, que entre sus dieciocho propuestas incluía la licitación y lamentó el ultimátum de "todo o nada" dado por la Consejería, aunque instándole a seguir negociando.

La decisión del Consejo Andaluz se produjo tras el rechazo prácticamente unánime, excepto Cádiz, de las ocho Asambleas de los COF de la región, que han considerado que la Administración no ha valorado el esfuerzo realizado en los últimos años por la farmacia andaluza, «que ha logrado que el precio medio por receta en la comunidad sea el más bajo de toda España´´.

Ante el empeño de sacarlo adelante, CF ha querido saber cuáles serían las fórmulas. ¿Cómo se puede conseguir que el farmacéutico dispense el producto que quiere el SAS? Fuentes cercanas a la Consejería aseguran que la vía más probable es a través de la prescripción. En Andalucía se prescribe por principio activo, pero si fuera el médico el que recetara el nombre del producto que gane el concurso, en parte, el problema estaría solucionado, por que el farmacéutico tendría que dispensar el nombre comercial que se le indique en la receta. Es aquí donde entraría la elaboración de un decreto ley u orden que permitiera fijar las bases reglamentarias del futuro concurso y que la Consejería andaluza tiene prisa por sacar, sobre todo teniendo en cuenta que le quedan diez meses, en mayo, antes de las elecciones autonómicas.

En este sentido, pero sin necesidad de que el médico prescriba la marca ganadora del concurso, otra posibilidad es utilizar el sistema de receta electrónica para que en la dispensación sólo se pueda acceder a ese producto en concreto.

Fuentes de la Consejería aseguran a este periódico que, en principio, ése no sería el camino, pero tampoco avanzan cuál será. Afirman que el 90 por ciento de la prescripción en Andalucía es por principio activo y que es una buena estrategia de uso racional, en referencia a la posibilidad de prescribir la molécula con la marca.

PALABRAS POLÉMICAS
Apenas unas horas después de que el Consejo Andaluz de COF comunicara la decisión de rechazar la propuesta de la Consejería, su titular, Mª Jesús Montero, convocó una rueda de prensa en la que afirmó que, tras diez meses de negociación, no ha habido acuerdo, a pesar de que era un «convenio pactado´´, y anunció que la Consejería «está ya trabajando en los marcos normativos necesarios para desarrollar algunas de las medidas contenidas en el convenio no ratificado´´.

Estas palabras han molestado especialmente a los representantes farmacéuticos andaluces. Así, el presidente del Consejo Andaluz de COF, Manuel Arenas, ha querido hacer hincapié en que las palabras de Montero no son ciertas, puesto que no se había pactado nada, sino que se negociaba un documento de intenciones que no sería materializado hasta que se plasmara en el concierto. «Siempre dejé claro al SAS, desde el principio de las conversaciones, que la última palabra la tendrían las juntas generales de los colegios´´, afirma Arenas a CF.



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS