La central de compras causa incertidumbre en la industria

Algunas compañías alertan del riesgo de retrasos en el suministro de las dosis

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el acuerdo marco para la adquisición conjunta de vacunas de gripe estacional para la temporada 2011-2012, con lo que dio cumplimiento a uno de los mandatos recogidos en el Consejo Interterritorial del 18 de marzo de 2010. Este nuevo procedimiento llega a pesar de las grandes lagunas de información e incertidumbre que existe en el sector, principalmente en las compañías fabricantes. Tanto es así que, un día antes de su aprobación, algunas de ellas manifestaron a EG desconocer, de manera oficial, los detalles de dicho procedimiento.

Este desconocimiento no es irrelevante, ni mucho menos. Según comentaron desde varias de las compañías afectadas, todo este proceso de concurso nuevo va a provocar un retraso con respecto a los plazos habituales. Y es que, las órdenes de fabricación de las vacunas del próximo invierno están ya efectuadas en la mayoría de las compañías farmacéuticas, por lo que no han contemplado los pedidos realizados por España. Esta situación podría dar lugar a un retraso en la entrega de las dosis pedidas por nuestro país, ya que, según demandan desde estas compañías, «todo esto se tiene que plantear con mucho más tiempo de antelación´´.

Pero este posible retraso en la entrega de las dosis no es el único problema al que se podrían enfrentar las autoridades de salud pública. Según se indica desde el sector, los precios máximos de venta estipulados por el concurso, con importantes rebajas con respecto al precio de adjudicación de años anteriores, podrían provocar que algunos de los lotes quedaran desiertos o con problemas de suministro.

En este sentido, según explicaron, algunos concursos podrían quedar desiertos porque no se permitiera a la filial española acudir a un concurso con un precio tan bajo que afectara al mercado en el resto de Europa. Pero también podría producirse un retraso en la entrega de las dosis porque la prioridad de las compañías suministradoras, todas ellas multinacionales, podría dirigirse hacia otros mercados nacionales con precios más competitivos.

Descuentos del 7,5%
Además, para todos los casos, independientemente de que se encuentren listadas o no en el nomenclátor de productos financiados, se ha establecido que las compañías deberán realizar el descuento del 7,5 por ciento establecido por el RDL 8/2010 de sus facturas. Pero la reducción de precio no acaba ahí. Cada lote será posteriormente negociado en cada una de las comunidades incorporadas al sistema de central de compras por el grupo de compañías que hayan pasado el corte de la fase nacional del concurso.

Esta segunda fase del proceso traerá consigo una nueva rebaja de precio de cada dosis para la adjudicación definitiva, y ahondará, todavía más, en los problemas asociados al bajo precio de las vacunas en España.

Ocho autonomías
De lo que no cabe duda es del éxito que entre los gobiernos autonómicos ha tenido la expectativa de conseguir algún ahorro adicional a sus concursos habituales en la adquisición de vacunas. Según ha informado el Ministerio de Sanidad, a la iniciativa se han sumado ya Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura y Madrid.

De este modo, para poder abastecer a todas estas autonomías, el acuerdo marco prevé la adquisición 3.654.980 dosis de vacunas por un total de 18.924.210 euros como máximo. Así, según los datos que ha facilitado el ministerio, se pretende obtener un ahorro de 3.261.136 euros, el equivalente aproximado a lo que costaría adquirir 604.000 vacunas. Es decir, el 14,6 por ciento del coste.

Un ahorro que será buscado también en otros productos en un futuro, ya que podrán ser adquiridos mediante compra centralizada. El propio Ministerio de Sanidad ya ha avanzado su intención de «extender este procedimiento de compra centralizada a otros medicamentos y productos sanitarios´´.



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS