La facturación del sector «biotech´´ español ya supera los 50.000 millones

Para 2011 el Ministerio de Ciencia e Innovación destinará 280 millones de euros a la investigación en salud

El sector español de biotecnología aguantó el tirón en 2009 y asumió su rol como motor del cambio de modelo económico. De hecho, tal y como aseguró el presidente de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), José María Fernández de Sousa-Faro, «España solamente encontrará su desarrollo óptimo en la bioeconomía´´. Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), sacados a colación durante la presentación del Informe Asebio 2010, reflejaron que durante 2009 el sector biotecnológico español superó la barrera de los 50.000 millones de euros en facturación. En concreto, logró incrementar sus ventas un 70,9 por ciento con respecto a 2008, con lo que alcanzó los 53.152 millones de euros. A este respecto, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, valoró los datos del informe y destacó el crecimiento del sector biotecnológico de nuestro país «a pesar del escenario macroeconómico complicado´´.

A este crecimiento contribuyeron las más de mil empresas que realizaron actividades biotecnológicas durante 2009, de las que casi 400 tenían como actividad principal o exclusiva la biotecnología. Asimismo, destaca que el empleo total de estas compañías sufrió un incremento del 37,2 por ciento sobre el año anterior, y a cierre de 2009 el sector sumaba 148.648 trabajadores. Con estos datos, se confirma la buena forma de un sector que, en 2010, y según los datos de la Fundación Parque Científico de Madrid, ha logrado, entre solicitudes y concesiones, 686 invenciones biotecnológicas.

Por otro lado, y también con datos a cierre de 2010, resalta la creación de 57 nuevas empresas biotecnológicas. A este respecto, Emilio Muñoz, del comité Científico de Asebio, afirmó que, independientemente de su tamaño, «hay empresas que hacen grande la apuesta por el cambio de modelo económico´´. En cuanto a la distribución geográfica de estas nuevas empresas, destacaron Andalucía, que registró el 25 por ciento del total de aperturas, y Cataluña, con el 23 por ciento.

Sobre este particular, resalta que por primera vez desde que se realiza la presentación del Informe Asebio las empresas alimentarias con actividades biotecnológicas superan a las del sector sanitario. Así lo confirmó Muñoz, que añadió que «cada vez hay más congruencia entre las áreas de alimentaria y de salud´´.

I+D en biotecnología
La investigación y desarrollo en biotecnología fue otra de las partidas que creció durante 2009. En concreto, el gasto interno de las empresas biotecnológicas en labores de I+D aumentó un 5,5 por ciento con respecto al ejercicio anterior. Este incremento supuso un desembolso para actividades de investigación de 485 millones de euros, una cifra calificada por el presidente de Asebio como «alentadora´´. En cuanto al origen de los fondos nacionales destinados a I+D en biotecnología, la Administración pública asumió el 22,2 por ciento de la inversión, mientras que las empresas del ámbito privado alcanzaron el 5,6 por ciento del total de fondos.

Las principales herramientas que utilizará el Gobierno para el fomento de la investigación en salud están contempladas en el Plan Sectorial de la industria farmacéutica. Por ello, la ministra de Ciencia e Innovación hizo referencia a las intenciones de su departamento para «incrementar la realización ensayos clínicos de alto valor en España, fomentar la investigación preclínica y aumentar la colaboración entre empresas farmacéuticas y biotecnológicas´´. Todo ello dentro de los programas promovidos por la cartera de Ciencia e Innovación, que supondrán un desembolso de 280 millones de euros en 2011.



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS