Sanidad y el COF de Madrid fijan las reglas de la prestación farmacéutica para el período 2011-14

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, y el presidente de COF, Alberto García Romero, han suscrito esta semana un acuerdo que establece las condiciones de colaboración entre el Sistema Sanitario de la Comunidad de Madrid y la red de más de 2.800 oficinas de farmacia que hay en la misma durante el período 2011-2014.

Fernández-Lasquetty subrayó que el proceso de negociación, que ha durado cuatro meses, ha sido «difícil, largo, fructífero y leal´´, asimismo ha aprovechado la ocasión para felicitar a los equipos negociadores de ambas instituciones por conseguir acercar las posturas hasta un punto de encuentro que beneficiará a todos los madrileños. También ha resaltado que las farmacias son establecimientos privados, algo que espera que sea por muchos años, integradas en el Sistema Sanitario, en las que más de 8.000 profesionales constituyen el eslabón sanitario más accesible de la Comunidad de Madrid.

El presidente del COF de Madrid, por su parte, ha glosado los avances del presente concierto con relación a los anteriores, y ha indicado que enfatiza aspectos que mejoran el desarrollo de la actividad profesional en lo relacionado con la información a los pacientes y la farmacovigilancia; que es pionero en la iniciativa de incorporar la futura «cartera de servicios´´, algo que tendrá la virtualidad de mejorar la salud y el bienestar de la población y de optimizar los recursos disponibles del propio sistema.

Menos burocracia y más seguridad jurídica

Con respecto a los aspectos económicos del concierto, básicamente la facturación de las recetas oficiales prescritas por los facultativos del Sistema Sanitario, se mantiene la fecha de pago entre los días 17 y 20 del mes siguiente, se ha simplificado la burocracia y se ha ganado en la seguridad jurídica de las dispensaciones reduciendo en número de trabas.

En lo que a receta electrónica se refiere, también incluida en el concierto, el presidente del COFM la considera una apuesta necesaria, pero ha advertido que debe contar con un proceso de implantación que no genere gastos añadidos e injustificados dado el escenario de dificultades económicas.

Tras calificar el concierto como «satisfactorio´´ dentro del marco de crisis económica que nos está tocando vivir, García Romero ha recordado que fuera de las competencias de la Comunidad Autónoma, las oficinas de farmacia están pasando un momento sumamente difícil y complicado por los recortes aplicados en precios y deducciones de los medicamentos aplicados por el Gobierno de la nación y que «o se toman medidas extraordinarias, algo que no se está haciendo, o será inevitable que la prestación farmacéutica en el conjunto de España sufra drásticos recortes en este mismo año´´.



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS