Diseños y equipamientos para las farmacias del siglo XXI

«La farmacia del siglo XXI no se parece en nada a la del siglo pasado». Lo dice el decano de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, Juan Esteva de Sagrera. Del mismo modo que el farmacéutico, como profesional sanitario, quiere cambiar la percepción de la ciudadanía para no ser contemplado como un mero dispensador de medicamentos, sus establecimientos también están cambiando de forma radical.

Las boticas anticuadas, algunas de ellas un tanto lúgubres y con mínimo espacio dedicado a la clientela, están en vías de extinción. Al ritmo que avanza todo, nuestras oficinas de farmacia no podían quedarse atrás y día tras día vemos cómo los establecimientos de nuestros pueblos y ciudades adquieren una apariencia luminosa, más espaciosa y más moderna. Una adaptación al nuevo siglo que va mucho más allá de su aspecto visible de cara a la clientela, ya que también han cambiado los procesos internos, su funcionamiento, su gestión…

esteva de sagrera

Al ser preguntado por cómo las nuevas tecnologías afectan a la práctica farmacéutica, Esteva de Sagrera afirma que el cambio es total: «No hay ninguna farmacia que no esté informatizada».

«La industrialización revolucionó la farmacia –declara en una entrevista para la propia Universidad de Barcelona–, se pasó de la fórmula magistral al medicamento industrial, de la botica al laboratorio. La revolución, hoy en día, es informática, con la receta electrónica, que está modificando los hábitos de prescripción y dispensación. El mundo de internet, además, puede conducir a la creación de farmacias virtuales. En este caso, es importante regularlas, de manera que también sean, como las farmacias de la calle, establecimientos sanitarios».

La función del farmacéutico ha ido cambiando, y sus establecimientos lo han ido haciendo en consonancia. Esteva de Sagrera comenta que «desde hace tiempo, ha pasado de tener un papel pasivo –dispensar medicamentos– a tener uno activo, que implica asesorar, prestar atención farmacéutica y hacer el seguimiento farmacoterapéutico, evitar efectos adversos de la medicación en los enfermos, etc.». «Creo que socialmente la profesión está bien considerada –añade–, y cuando se hacen encuestas, es de las profesiones que reciben puntuaciones más altas. Sin embargo, hay, no insatisfacción, pero sí un deseo de los profesionales para mejorar esta percepción social, ampliar la cartera de servicios que se ofrece y romper con la imagen de las farmacias como establecimientos que sólo venden o despachan prescripciones, sin añadir nada más desde el punto de vista sanitario».

Gestión

Evidentemente, la transformación de las farmacias del siglo XX en farmacias del nuevo milenio también ha tenido su impacto en la gestión. Alfredo Alonso, director general de Farmaconsulting, resalta que los cambios generacionales siempre aportan nuevas fórmulas para encarar la gestión. «En el caso de la oficina de farmacia –indica–, las medidas de contención del gasto de los últimos años han obligado a acelerar la toma de decisiones encaminadas a profesionalizar la gestión en todo lo que tiene que ver con ingresos, compras y gastos, que den como resultado un beneficio que la haga sostenible».

«Hasta hace poco el hito más relevante que observábamos en las oficinas de farmacia –prosigue–, por la inversión que se realiza y su impacto en resultados, era una reforma cada cierto tiempo, orientada a mejorar la atención al cliente, actualizar los espacios de atención y comerciales, y también reducir cargas fiscales sobre el rendimiento de la actividad. Hoy en día, un cambio de este tipo vemos que cada vez se acompaña más de otras medidas que se centran principalmente en el ámbito de la gestión de stocks, definición de cliente objetivo y diseño de la cartera de servicios, contención de gastos y políticas de gestión del personal, en muchos casos uno de los principales activos de la oficina de farmacia».

En opinión de Alonso, los servicios que ofrece una consultoría especializada como la que dirige siempre aportan una visión externa que es indispensable para la toma de decisiones importantes. «Por ejemplo –apunta–, si un farmacéutico se plantea cómo gestionar adecuadamente su farmacia pensando en su futura transmisión, necesita conocer los factores más valorados por los posibles compradores para decidir qué medidas ha de llevar a cabo en su gestión. El profundo conocimiento de la demanda a escala nacional que proporciona una consultoría como Farmaconsulting será la respuesta que necesita para tomar la mejor decisión».

Farmaconsulting

farmaconsulting 1
Ofrece todos los servicios relacionados con la toma de decisiones patrimoniales en el ámbito farmacéutico, fundamentalmente procesos de transmisión, ya sea a terceros o dentro del ámbito familiar.

El Informe de la Demanda de Farmacia en España que Farmaconsulting elabora anualmente recoge los aspectos más valorados por parte de los compradores, y resulta indispensable para todo aquel farmacéutico que se plantee la venta de su farmacia.

Para los compradores, el análisis de la oferta de farmacia a nivel nacional, la evolución de los precios, así como otras cuestiones de orden jurídico y fiscal, son parte de los servicios que ofrece esta compañía para ayudarles a tomar la decisión de compra correcta. También diseña servicios específicos que puedan precisar los farmacéuticos dentro del ámbito mencionado, tales como valoraciones económicas, asesoramiento y asistencia jurídica, negociación de arrendamientos o ayuda en la búsqueda de financiación.

«El conocimiento profundo de la demanda es siempre lo más solicitado por el titular de una farmacia antes de ponerla a la venta», explica su director general, Alfredo Alonso, quien añade: «Cada día nos esforzamos por dar un servicio personalizado adaptado a las necesidades de cada cliente. Dentro de un proceso de transmisión es especialmente relevante la obtención de financiación y la gestión patrimonial. Para ello hemos desarrollado acuerdos de colaboración con entidades financieras y de gestión patrimonial que hemos ampliado este año».

En este campo ha desarrollado para todos sus clientes interesados en adquirir farmacia, la elaboración del proyecto de inversión personalizado. Con este servicio, se identifican y planifican las claves de lo que será la gestión del comprador al frente de la farmacia. Y posteriormente, gestiona con el cliente la defensa de ese proyecto con las entidades financieras, con el objetivo de conseguir el respaldo necesario para llevarlo adelante.

«Nuestra cobertura a nivel nacional es otro factor clave, que permite al interesado en vender encontrar al mejor comprador, independientemente de donde tenga su domicilio, y al interesado en comprar poder hacerlo en cualquier punto de la geografía nacional que sea de su interés», concluye Alonso, quien añade que los clientes de Farmaconsulting valoran «la experiencia de 24 años y 2.150 transmisiones, y un servicio de calidad inigualable, sabiendo que todos ellos han tomado la decisión correcta».

Diseños y equipamientos para las farmacias del siglo XXI



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS