Las oficinas de farmacia dan escaso valor a la formación de posgrado en las ofertas de empleo

La decidida apuesta que realiza el conjunto de organizaciones farmacéuticas por la denominada formación continuada de La decidida apuesta que realiza el conjunto de organizaciones farmacéuticas por la denominada formación continuada de los profesionales, o el propio interés que muestran los recién licenciados por ampliar conocimientos con estudios de posgrado, no responde finalmente a la demanda real del sector respecto a los puestos de trabajo que se ponen en juego.

De este modo, según un estudio elaborado por la empresa especializada en Recursos Humanos Adecco, sólo un 2,26 por ciento de las ofertas de empleo registradas en los últimos años en el campo de las oficinas de farmacia (la industria farmacéutica no se incluye en este análisis) valoraba «expresamente´´ la formación específica de posgrado como requisito clave para acceder al puesto de trabajo ofertado. Esto convierte a la oficina de farmacia en uno de los sectores económicos nacionales que menor interés muestra por la formación postuniversitaria, junto con la hostelería y el comercio (menos de un 1 por ciento de las ofertas).

Cabe destacar que de ese 2,26 por ciento de ofertas para trabajar en oficinas de farmacia españolas que sí requieran formación adicional, el 25,81 por ciento aludía a conocimientos propios del trabajo base, mientras que el 74,19 por ciento hacía referencia a otro tipo de especialidades (prevención de riesgos laborales, formulación magistral…).

Aunque en líneas generales la formación específica no es un requisito muy presente en los puestos laborales ofertados en España, el porcentaje registrado en el sector farmacia es inferior a la media nacional (5 por ciento del total de ofertas) y bastante menor al de otros sectores, como los servicios jurídicos (12 por ciento respecto al total de ofertas) o el de la consultoría (8, 70 por ciento), los que más valoran la formación adicional. No obstante, según el estudio, poseer algún tipo de titulación adicional, como un máster, «abre las puertas a un 5,2 por ciento más de las ofertas de trabajo disponibles en cada sector´´.

Confianza
Sin embargo, son los propios expertos en recursos humanos los que hacen un llamamiento a la calma ante este nivel de conformismo respecto a los requisitos exigidos en las ofertas de empleo registradas en el sector farmacia. A este respecto, según Óscar Porcel, coordinador nacional del área de Ciencias de la División Adecco Medical & Sciences, esto responde a los contenidos de la propia titulación de Farmacia. «Para ejercer como auxiliar o adjunto, el tipo de oferta más habitual, no es necesaria la formación de posgrado´´, explica.

Por otro lado, otro aspecto a tener en cuenta sería la proporción entre la oferta y la demanda de trabajo en las oficinas de farmacias españolas. En este sentido, Porcel quiso recordar que la profesión de farmacéutico es de «alto nivel de empleabilidad´´, algo que según él puede condicionar a la baja la exigencia de los requisitos para acceder al puesto de trabajo.
los profesionales, o el propio interés que muestran los recién licenciados por ampliar conocimientos con estudios de posgrado, no responde finalmente a la demanda real del sector respecto a los puestos de trabajo que se ponen en juego.

De este modo, según un estudio elaborado por la empresa especializada en Recursos Humanos Adecco, sólo un 2,26 por ciento de las ofertas de empleo registradas en los últimos años en el campo de las oficinas de farmacia (la industria farmacéutica no se incluye en este análisis) valoraba «expresamente´´ la formación específica de posgrado como requisito clave para acceder al puesto de trabajo ofertado. Esto convierte a la oficina de farmacia en uno de los sectores económicos nacionales que menor interés muestra por la formación postuniversitaria, junto con la hostelería y el comercio (menos de un 1 por ciento de las ofertas).

Cabe destacar que de ese 2,26 por ciento de ofertas para trabajar en oficinas de farmacia españolas que sí requieran formación adicional, el 25,81 por ciento aludía a conocimientos propios del trabajo base, mientras que el 74,19 por ciento hacía referencia a otro tipo de especialidades (prevención de riesgos laborales, formulación magistral…).

Aunque en líneas generales la formación específica no es un requisito muy presente en los puestos laborales ofertados en España, el porcentaje registrado en el sector farmacia es inferior a la media nacional (5 por ciento del total de ofertas) y bastante menor al de otros sectores, como los servicios jurídicos (12 por ciento respecto al total de ofertas) o el de la consultoría (8, 70 por ciento), los que más valoran la formación adicional. No obstante, según el estudio, poseer algún tipo de titulación adicional, como un máster, «abre las puertas a un 5,2 por ciento más de las ofertas de trabajo disponibles en cada sector´´.

Confianza
Sin embargo, son los propios expertos en recursos humanos los que hacen un llamamiento a la calma ante este nivel de conformismo respecto a los requisitos exigidos en las ofertas de empleo registradas en el sector farmacia. A este respecto, según Óscar Porcel, coordinador nacional del área de Ciencias de la División Adecco Medical & Sciences, esto responde a los contenidos de la propia titulación de Farmacia. «Para ejercer como auxiliar o adjunto, el tipo de oferta más habitual, no es necesaria la formación de posgrado´´, explica.

Por otro lado, otro aspecto a tener en cuenta sería la proporción entre la oferta y la demanda de trabajo en las oficinas de farmacias españolas. En este sentido, Porcel quiso recordar que la profesión de farmacéutico es de «alto nivel de empleabilidad´´, algo que según él puede condicionar a la baja la exigencia de los requisitos para acceder al puesto de trabajo.



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS