Farmaconsulting_cp_1280

El listón de Carmen Peña

Peña deja el listón en a FIP y ‘regresa’ a su farmacia de Madrid en un contexto de recambio legislativo y polémicas.

La farmacéutica española Carmen Peña ha finalizado su mandato de cuatro años al frente (como presidenta) de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP, por sus siglas en inglés), que celebró la semana pasada en Glasgow su 78 Congreso, y parece que, de momento, volverá a su oficina de farmacia, situada en la Gran Vía madrileña. Y digo de momento porque no nos extrañaría volver a verla en otras responsabilidades ya sea de representación de la profesión o, por qué no, políticas.

Peña -no se esperaba menos ya que le precedía su gestión al frente del Consejo General de COF– ha dejado el listón alto a su sucesor, el suizo Dominique Jordan, que tomó el relevo contando con el apoyo de la española y que, tal y como dijo él mismo, seguirá su mismo camino. Ella, antes del congreso, explicando a CF en qué consistiría la cita internacional, mostró los pasos a seguir a partir de ahora por la federación: impulsar una cultura de actuación profesional “desde la investigación hasta la cama del paciente”; detectar socios y promover alianzas para impulsar ese proceso integral de atención farmacéutica, yestudiar cómo debe enfrentarse la Farmacia al cambio de paciente y cómo impulsar la creación de grupos de interés que puedan asociarse a la Farmacia en esta nueva etapa.

La farmacia asistencial, la clave

La clave de todo es la farmacia asistencial, un modelo que, como venimos informando puntualmente, avanza a buen ritmo también en el ámbito internacional, en parte gracias a la actuación de la federación durante los cuatro años de liderazgo de Peña.

Por cierto, que al reincorporarse a su farmacia se encontrará con el trámite parlamentario de la Ley de Ordenación Farmacéutica de la Comunidad de Madrid que reconoce, en el proyecto que ha aprobado ya el Gobierno autonómico, la atención domiciliaria como competencia farmacéutica; así como la flexibilización de los horarios de apertura de las farmacias, la participación de éstas en la atención farmacéutica a residencias y la posibilidad de desplegar servicios profesionales extra, incluida la atención domiciliaria para aquellos pacientes que la necesiten, en coordinación con otros profesionales sanitarios.

Un referente

Esta norma, sin duda, será referente para reformas en otras comunidades autónomas pero veamos qué pasa, de aprobarse el texto en su actual redactado, con la atención farmacéutica a residencias y centros sociosanitarios, puesto que prevé un concurso para que las oficinas de farmacia presten el servicio a los centros sociosanitarios públicos (el servicio a los privados será por convenio entre el centro y la farmacia u hospital que elija) casi calcado del artículo de la norma andaluza que anuló el Tribunal Superior de Justicia de la autonomía.

También tendrá ocasión Peña de intervenir en la polémica política, profesional y académica en torno a la homeopatía, que sin duda se intensificará en los próximos meses si, como prevé la ministra Carmen Montón, el Gobierno logra, antes de que finalice la legislatura, desarrollar y aprobar una “estrategia stop pseudociencias”. Además, este lunes (día 10) se reúne con el comisario europeo de Salud, Vytenis Andriukaitis, como primer paso para tratar de que Europa cambie de posición con la homeopatía y deje de considerar estos productos como medicamentos.

La Farmacia está entrando en una etapa nueva en la que España es pionera y la FIP así lo recoge. Ahora toca poner en marcha los proyectos junto a la Administración.



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS