01461

Las farmacias de Francia ya han vacunado a más de 500.000 pacientes frente a la gripe

Más de 100.000 responden a “primeras inmunizaciones”, lo que confirmaría la mejora de la cobertura que posibilitan estos establecimientos.

Desde el pasado 8 de octubre (fecha en la que arrancó la campaña antigripal), más de 520.000 pacientes han sido vacunados frente a la gripe en las farmacias de las cuatro regiones de Francia que participan, por segunda campaña y aún en fase de pruebas, como puntos de inmunización complementarios a los centros de salud: Nueva Aquitania; Auvernia-Ródano-Alpes; Hauts-de-France y Occitania.

Estos datos, fechados a 23 de noviembre y anunciados este día 26 por la Orden Nacional de Farmacéuticos de Francia, suponen triplicar las exitosas cifras de vacunaciones obtenidas el pasado ejercicio, cuando cerca de 160.000 pacientes fueron inmunizados en alguna de las 3.000 boticas participantes en la experiencia, de las regiones de Nueva Aquitania y Auvernia-Ródano-Alpes. Unas cifras que por entonces ya pulverizaron las previsiones iniciales que apuntaban, antes de iniciarse estas pruebas, a situarse en torno a 35.000 inmunizaciones.

En este medio millón de pacientes ya inmunizados frente a la gripe en las farmacias francesas (con la campaña aun abierta) ha tenido mucho que ver la alta aceptación que ha tenido esta opción en la población —calificada con “notable” por los pacientes—, así como la ampliación de los colectivos susceptibles de poder ser vacunados en estos establecimientos. Así, si en la primera experiencia (campaña 2017-2018) se limitaba a únicamente a mayores de 18 años que ya hubiesen sido inmunizados en anteriores campañas y que no presentasen riesgos sanitarios, este año las boticas participantes pueden vacunar a cualquier adulto, incluso embarazadas, con independencia de que se trate de su primera vacuna o de repetición. Únicamente quedan excluidas las “personas con antecedentes de reacción alérgica grave a la ovoalbúmina o vacunación previa”.

Otro de los aspectos más destacados por la Orden Nacional de Farmacéuticos de Francia es que, de ese medio millón de vacunas administradas (hay más de 12.000 farmacéuticos comunitarios acreditados para esta función), en torno a 100.000 (20 por ciento del total) corresponde a primeras inmunizaciones. Ello corrobora la importancia de las boticas para aumentar la cobertura poblacional. Especialmente en los colectivos de riesgo. Y es que más del 70 por ciento de estas primeras inmunizaciones asumidas por las farmacias corresponde a pacientes mayores de 65 años —y un tercio de ellos más de 75 años—.

Cabe recordar que tras esta segunda experiencia que implica a las farmacias de cuatro regiones, ya está confirmado la generalización de este servicio a partir de la próxima campaña antigripal (2019-2020), de tal manera que todas las farmacias del país que se formen y acrediten podrán vacunar frente a la gripe. Esta ampliación, como así ha ocurrido actualmente, puede dejar en cifras nimias las inmunizaciones conseguidas esta temporada (y que aún pueden aumentar sobremanera hasta que finalice la campaña).



TAMBIÉN LE PUEDEN INTERESAR ESTAS OTRAS NOTICIAS Y ARTÍCULOS